La decisión de iniciar una reforma siempre es muy
importante, por ello es imprescindible que se haga de forma meditada y estando
seguros de que la contratación se hace a profesionales con experiencia y
capacidad de realizar la obra. Que pasos deben de darse antes de contratar una
obra con el fin de garantizar que se minimicen al máximo los riesgos y los
quebraderos de cabeza.

1.- LA BUSQUEDA

El
mercado está lleno de empresas, autónomos, ¿manitas?, amigos, jubilados que se
dedican a las reformas y que muchas veces ofrecen auténticas gangas que se
consiguen por la dilatada experiencia, porque lo llevan haciendo muchos años o
por mil historias con las que lo único que se pretende hacer es recibir el
goloso dinero de un usuario que no tiene la capacidad ni el conocimiento
suficiente para poder distinguir si lo que le están contando se ajusta o no a
la realidad. Pero no nos asustemos, esto es lo normal, el cliente no se dedica
a esto, no tiene porque tener ese conocimiento. Nuestro consejo es huir de todo
aquello que no sean empresas que puedan ofrecer una garantía y credibilidad. Olvidémonos
en primer lugar del amigo que sabe hacerlo todo y viene con un colega y en 4
días está listo. Siempre vienen las dificultades y ahí es donde comienzan los
problemas. La experiencia de hablar con muchos clientes nos relata tristes
historias de largos periodos de tiempo con las obras empantanadas porque el
amigo no sabía tanto como decía y el colega era mas lento de lo que planteaban
y como es un amigo es difícil el exigir, el cabrearse… En definitiva, son
muchas, la mayoría, las veces que se pierde, el dinero, el amigo y un poco de
nuestra salud. Sacaríamos también de nuestra elección a los manitas, jubilados
y demás personajes que nos ofrezcan un choyo a mitad de precio porque como
tienen menos gastos, pueden hacerlo. RECUERDA!!!, es la casa en la que
pretendes vivir, es tu reforma para muchos años y eres el responsable de lo que
pasa en tu casa, cumplir con la legislación en materia laboral y de salud es
algo que te ofrece una garantía añadida.

2.- EL PRESUPUESTO

El
presupuesto es la orientación de lo que te va a costar tu obra, este debe de
estar lo mas ajustado posible a la realidad y debería de estar detallado al
máximo posible por partidas y elementos, debe ser claro y sobre todo indicar de
manera concisa lo que se incluye y lo que no. Hay que fijarse bien en los
detalles y a la hora de comparar el montante total, no solo fijarse en este si
no en las garantías, calidades, etc. El presupuesto es lógico que siempre sea
abierto, incluso que pueda ampliarse. Durante las obras el cliente siempre ve
cosas que se pueden hacer de otra manera, o se enamora de la cerámica mas cara
del almacén o de repente quiere poner un grifo con luces incorporadas o unos
led de diseño. Esto es algo normal, pero el presupuesto tiene que ser lo mas
ajustado a la realidad y debe de incluir el montante global de la obra. Nuestra empresa por ejemplo da presupuestos
prácticamente cerrados, siempre con materiales de calidad y con un precio
medio, sabiendo el cliente que a la hora de elegir siempre tendrá cosas por
debajo y por encima del precio pero que lo que le ofrecemos tiene la calidad
adecuada para su vivienda
. En gustos no hay nada escrito.

3.- LA ELECCIÓN

Aquí
está la mayor de las dificultades. Como elegir a la mejor empresa. Pues para
nosotros es muy sencillo, debemos de ver cual es el mejor presupuesto, cual es
el presupuesto que en primer lugar se adapta a nuestras posibilidades y que en
realidad sea viable. ¿Y cuál es el mejor presupuesto?, solemos tender a escoger
el mas barato, porque el dinero fue, es y será siempre el dinero, cuesta mucho
ganarlo y se va muy rápido. Pero esto es peligroso, hay que mirar muchas mas
cosas que el precio. Para ello tenemos que recordad varias cosas de los puntos
anteriores. 1 – Quien es la empresa?,
a quien tiene detrás?, que puede ofrecerme?, tiene la capacidad de hacer la
obra? 2- Que garantías me ofrece? 3 – Sus trabajadores y subcontratas
cumplen con la legislación vigente?, estoy segur@ de que no tendré problemas
con la gente que entre en mi casa? 4 –
Empezará la obra cuando dice? 5 –
Gestiona los permisos y licencias de obra ante el Ayuntamiento?, cumple en
materia de seguridad y salud? 6 –
Tiene capacidad de responder en caso de que haya un accidente?, en caso de que
se cometa algún tipo de perjuicio a un vecino puede responder? 7- Tiene los conocimientos suficientes en
materia estructural? Tiene técnicos que respalden la obra? 8 – LA MAS IMPORTANTE – Está dispuesto a firmarlo en un contrato?

4.- LA FIRMA

Todo lo
pactado deber de quedar reflejado, desgraciadamente estamos en tiempos en los
que las palabras se las lleva el viento. Nuestro consejo es que cuando usted
contrate una obra firme un contrato con todo lo pactado, en el que se refleje lo
que va a pagar, como lo va a pagar, a quien lo va a pagar. Este contrato tiene
que reflejar también de forma detallada, los trabajos y materiales (cuando
estos hayan sido ya elegidos) que le van a colocar, con sus calidades y
cantidades. Además, debe de incluir a lo que se compromete la empresa, la fecha
de inicio de las obras y la duración aproximada (tenemos que entender que una
obra puede tener contratiempos y puede retrasarse), no obstante, entre alargar
una semana y 6 meses hay muchas diferencias. Es muy habitual que a la firma del
contrato el cliente tenga que adelantar una parte importante del total, lo
habitual es entre un 30% y un 50%. Todas las entregas deben de quedar reflejadas
por escrito
, es la única manera de garantizar a ambas partes que el
dinero se entrega en la cantidad correcta. NUESTRA
RECOMENDACIÓN
, todos los pagos mediante transferencia bancaria, esto
garantiza dos cosas, la primera que la empresa no tiene problemas de embargos u
otros por los que no quiera que el dinero entre en el banco, lo segundo, el
100% del dinero tendrá que ser declarado, otra garantía que respalda nuestra
obra, tercero se deja un rastro y hay un documento mas que relaciona el pago
con la obra y por lo tanto a la hora de reclamar hay un mayor número de
documentación.

5.- LA OBRA

Al
inicio de la obra y durante la misma ante cualquier duda el cliente debe de
exigir a la empresa que ejecuta la misma la documentación de su seguro de
responsabilidad civil y el recibo del pago del mismo (este es el único documento
que garantiza que está en vigor), así mismo la documentación de los
trabajadores y autónomos que haya en la obra. Los permisos del Ayuntamiento
deberían de estar colocados en la puerta de la vivienda y también las
advertencias de seguridad y obligado cumplimiento en la obra. La presencia de
un botiquín y de un plan de seguridad durante toda la obra es otra de las
garantías de que la empresa contratada cumple con la legislación en materia de
seguridad y salud laboral. Esto indica también que se trata de una empresa
seria y que hay detrás conocimiento.

En definitiva, a la hora de entrar en la difícil decisión de
gastarse el dinero, hay que saber a quien se le entrega y para qué. Cuanto mas
tengamos por escrito, más fácil será no equivocarse.

Descubre mas sobre nosotros en www.asg2010.com